La puna es una vasta región compartida por Perú, Bolivia, Chile y Argentina, se caracteriza por tener caracteres geomorfológicos, climáticos, biológicos, y culturales propios asociados a la Cordillera de los Andes.

Más de la mitad de la Provincia de Jujuy está comprendida por ésta región cuyos principales rasgos naturales son la gran altura sobre el nivel del mar (superior a 3400 m.s.n.m. ) con cadenas montañosas, extensas planicies (altiplano), altos cerros y volcanes, un clima frio y seco de altura, una vegetación poco desarrollada, y una fauna típica andina.
De sus rasgos culturales se destaca la idiosincrasia ancestral de sus pueblos andinos, que se remonta a tiempos prehispánicos, y que gracias a las costumbres y tradiciones de los pobladores, se han preservado a través de los tiempos.

Las principales actividades económicas, son la ganadería y la agricultura de subsistencia, y la minería. En los últimos años, el turismo ha comenzado a convertirse en una alternativa de desarrollo ofreciendo una interesante variedad de actividades para los visitantes, como el montañismo, la observación de flora y fauna, la participación en eventos y festividades locales como el toreo de la vincha, entre muchas otras actividades.

El clima en la región puna es frio y seco de altura, y presenta una importante variación entre el día y la noche, por lo que las condiciones meteorológicas pueden variar rápidamente en cualquier época del año. En invierno y durante la noche, la temperatura suele descender debajo del punto de congelación, por lo que se recomienda llevar bastante abrigo, y equipos de montaña. En verano, las lluvias pueden venir acompañadas de granizo y descargas eléctricas, y llegar a cortar caminos de tierra. Por eso, se recomienda consultar el estado de los caminos que va a transitar, antes de partir. Y frente a tormentas manténgase cerca de las rutas principales, evite cruzar ríos y arroyos crecidos, y refúgiese en las localidades cercanas hasta que pasen.

  • Pueblo de Casiras: Localidad alfarera por excelencia cuyos habitantes fabrican ollas, tinajas, yuras y biques en todas sus variedades y en arcilla roja con las manchas negruzcas de la cocción realizadas con una técnica ancestral que consiste en cocer las piezas en un hoyo excavado en la tierra.
  • Pueblo de Puesto del Marques: En esta localidad, el 14 de abril de 1815, durante la Guerra de la Independencia, se libró la batalla de Puesto del Marques, entre las fuerzas armadas realistas y el Ejército del Norte al mando del Gral. Martin Miguel de Güemes, quien consiguió una importante victoria patriota.
    A 10 Km del pueblo se puede también visitar la Reserva privada de Queñoas de Mocaraite.
  • Puente del Diablo: Puente natural de 50 mts. de altura labrado en areniscas de la edad cretácica, por procesos erosivos del agua principalmente. La disolución del cemento calcáreo que constituyen estas rocas permite la formación de cavernas, alerones, y puentes naturales. Se encuentra sobre la Serranía de Tres Cruces y puede verse desde la Ruta Nacional 9.
  • Pueblo de Cochinoca: El pueblo de Cochinoca fue fundado en 1602 por Don Cristóbal de Sanabria debido a las ricas vetas minerales de la zona. Y pronto se erigió la Iglesia del Rosario, que cayó en ruinas varios años después. Levantándose una nueva en el siglo XIX, a la derecha de la cual se pueden ver los restos de la original. En 1764 se levanto la Iglesia de Santa Bárbara en un lugar elevado del pueblo. En 1959 fue restaurada por los vecinos de Cochinoca. En los alrededores del pueblo, existen paisajes geológicos de interés como las Peñas de Toro.
  • Pueblo de Santa Catalina: El principal atractivo es la capilla que comenzó a erigirse en el siglo XVIII. Tiene una única nave, una torre única telescópica, y tres altares. En 1880 fue remodelada por Don Laureano Saravia. Conserva imaginerías adquiridas en Francia: un Cristo de tamaño natural, articulado y de color blanco: la imagen de la virgen de Canchillas, y cuatro campanas que datan de los siglos XVI al XVIII.
  • Pueblo de Rinconada: Rinconada fue llamado Valle Rico por las vetas de oro. La Capilla de San José data del siglo XVII y se derrumbo pocos años después. La segundo obra comenzó muy pronto pero sufrió refacciones en los siglos XIX y XX. Frente a la capilla se conserva también el histórico Cabildo de Rinconada.
  • Reserva Provincial Olaroz-Cauchari: Esta salina es una inmensa planicie en la puna que constituye el punto más bajo de la vasta cuenca hídrica endorreica de la región. Fue declarada reserva provincial para la protección de la vicuña, un camélido silvestre típico de los Andes. Dentro de la misma, existen varios emprendimientos mineros para la extracción de litio, sal y borato.
  • San Francisco de Alfarcito: Es una localidad de la Puna que se destaca por la organización comunitaria de sus habitantes, y por la arquitectura de sus casas típicas, construidas en piedra y con techo de guaya (paja y Barro). Hay un pequeño refugio para turistas, y se puede degustar la trucha criada en la zona.
  • Pueblo de Catua: Ubicado en el extremo sud-oeste de la provincia, su principal atractivo es su iglesia realizada en su totalidad por piedra toba. También se destaca su Taller de Onix y las canteras de ónix ubicadas a 18 km del pueblo.
  • (click en el mapa para ampliarlo a versión imprimible)